Envío gratis a partir de $70000 | CABA/GBA Norte

El Ginkgo Biloba es apreciado en todo el mundo por su inigualable valor ornamental. Su atractivo radica en su estructura única y su follaje distintivo. Este árbol de hoja caduca presenta hojas en forma de abanico, que se despliegan en un verde brillante durante la primavera y el verano, adquiriendo un hermoso tono dorado en el otoño.

 

Además de su apariencia visualmente agradable, el Ginkgo Biloba posee un carácter histórico y cultural. Es considerado un fósil viviente, ya que ha existido en la Tierra desde hace millones de años. Esto le confiere un aura de majestuosidad y una conexión con la historia natural del planeta.

 

Los Ginkgo Biloba también son valorados por su resistencia y adaptabilidad a diferentes entornos urbanos y rurales. Pueden crecer en diversas condiciones climáticas y suelen tolerar la contaminación y las adversidades urbanas, lo que los convierte en una excelente opción para áreas urbanas y jardines residenciales.

 

Ubicación y suelo adecuados:

El Ginkgo Biloba prefiere un lugar soleado o parcialmente sombreado para un crecimiento óptimo. Requiere un suelo bien drenado y fértil. Evita áreas con encharcamiento excesivo, ya que el exceso de agua puede ser perjudicial para la salud del árbol.

 

Riego:

Durante los primeros años de vida, el Ginkgo Biloba necesita un riego regular para establecer sus raíces. Sin embargo, una vez establecido, es un árbol resistente a la sequía y puede sobrevivir con lluvias naturales. Riega profundamente en períodos secos para mantener la salud del árbol.

 

Poda:

La poda regular del Ginkgo Biloba no es necesaria, ya que su forma natural es atractiva y su crecimiento es bastante ordenado. Solo se deben eliminar las ramas muertas, dañadas o que interfieran con estructuras cercanas.


Fertilización:

El Ginkgo Biloba generalmente no requiere fertilización adicional si se planta en un suelo de calidad. Sin embargo, si el suelo es pobre, se puede aplicar un fertilizante equilibrado en primavera para promover un crecimiento saludable.

 

Plagas y enfermedades:

En general, el Ginkgo Biloba es resistente a muchas plagas y enfermedades. 


 

Tamaños disponibles 4 litos, 10liros, 15 litros y 20 litros (consultar precios)

ginkgo biloba

ginkgo biloba
Compra protegida
Tus datos cuidados durante toda la compra.
Cambios y devoluciones
Si no te gusta, podés cambiarlo por otro o devolverlo.

El Ginkgo Biloba es apreciado en todo el mundo por su inigualable valor ornamental. Su atractivo radica en su estructura única y su follaje distintivo. Este árbol de hoja caduca presenta hojas en forma de abanico, que se despliegan en un verde brillante durante la primavera y el verano, adquiriendo un hermoso tono dorado en el otoño.

 

Además de su apariencia visualmente agradable, el Ginkgo Biloba posee un carácter histórico y cultural. Es considerado un fósil viviente, ya que ha existido en la Tierra desde hace millones de años. Esto le confiere un aura de majestuosidad y una conexión con la historia natural del planeta.

 

Los Ginkgo Biloba también son valorados por su resistencia y adaptabilidad a diferentes entornos urbanos y rurales. Pueden crecer en diversas condiciones climáticas y suelen tolerar la contaminación y las adversidades urbanas, lo que los convierte en una excelente opción para áreas urbanas y jardines residenciales.

 

Ubicación y suelo adecuados:

El Ginkgo Biloba prefiere un lugar soleado o parcialmente sombreado para un crecimiento óptimo. Requiere un suelo bien drenado y fértil. Evita áreas con encharcamiento excesivo, ya que el exceso de agua puede ser perjudicial para la salud del árbol.

 

Riego:

Durante los primeros años de vida, el Ginkgo Biloba necesita un riego regular para establecer sus raíces. Sin embargo, una vez establecido, es un árbol resistente a la sequía y puede sobrevivir con lluvias naturales. Riega profundamente en períodos secos para mantener la salud del árbol.

 

Poda:

La poda regular del Ginkgo Biloba no es necesaria, ya que su forma natural es atractiva y su crecimiento es bastante ordenado. Solo se deben eliminar las ramas muertas, dañadas o que interfieran con estructuras cercanas.


Fertilización:

El Ginkgo Biloba generalmente no requiere fertilización adicional si se planta en un suelo de calidad. Sin embargo, si el suelo es pobre, se puede aplicar un fertilizante equilibrado en primavera para promover un crecimiento saludable.

 

Plagas y enfermedades:

En general, el Ginkgo Biloba es resistente a muchas plagas y enfermedades. 


 

Tamaños disponibles 4 litos, 10liros, 15 litros y 20 litros (consultar precios)